Periodoncia

En este aspecto la higiene bucal es importante para la  salud integral humana a fin de preservar el órgano dental en condiciones estables,  desde la dentición primaria hasta el desarrollo y funcionamiento definitivo del sistema cráneo/facial/dental, lo cual es significativo para el  desarrollo completo del ser humano en el transcurrir de su vida. Es tal que permite la masticación y deglución  de los alimentos para dar inicio de la actividad  del Sistema Digestivo, también la fonación  y estética para la comunicación humana, siendo la puerta de entrada al cuerpo humano de sensaciones placenteras comunes  y necesarias para la vida.

Es una pregunta que se debe hacer cada persona al momento de sentir alguna sensación desagradable que desata en su boca un "DOLOR", siendo ésta la principal  causa de visita al Odontólogo,  y ocurre cuando ya está  afectado algún órgano dental, en su esmalte. dentina o pulpa, así como también la retensión como lo es  el alvéolo  que siendo su soporte óseo está  recubierto por tejido mucogingival.

Existen enfermedades que se desarrollan y evidencian en la cavidad bucal que están asociadas a todo nuestro cuerpo, en una interrelación común con los demás órganos, pudiendo encontrarse signos y síntomas de enfermedades en cavidad bucal como hallazgos clínicos iniciales. Por ello se destacan en la consulta odontológica algunas características importantes siendo como referencias para diagnosticarlas oportunamente. Son llamadas Enfermedades de Riesgo que van de la mano con cada uno de nuestros sistemas fisiológicos y órganos del cuerpo, destacándose las Enfermedades Cardiovasculares, Endocrinas, Hepáticas, Renales, Cerebrales, Virales, Infecciosas, Neuropáticas, Neurológicas, Disfuncionales, Inmunológicas,  Mialgicas, Craneofaciales, Traumáticas, Oncológicas, Venéreas, entre otras.

Incluso en la etapa de embarazo ocurren cambios hormonales importantes y se observa un  aumento en los márgenes gingivales que se incrementan de tal forma que van desarrollando la enfermedad periodontal en la madre, pudiendo heredar el bebe e incluso inducir a infecciones urinarias, y parto prematuros o no a termino. La condición bucal no se diferencia entre pacientes embarazadas con respecto, a las de post parto.  Por consiguiente, la higiene oral en general no parece ser la mejor  durante embarazo que después del parto, lo que nos hace presumir que la madre descuida su higiene bucal en esta época de su vida. Los estudios indican que, en el embarazo interviene otro factores hormonales que aunado con la placa bacteriana puede ser responsable de los cambios inflamatorios acentuados en la encía y en tejidos dentales.

En estudios realizados en pacientes entre las edades de 11 y 17 años revelaron un alto predominio inicial de gingivitis que tendió a disminuir  levemente con edad. La distribución de las edades de los niños cuando experimentan un máximo de gingivitis  y caries era constante con la hipótesis que hay una relación entre la pubertad y la gingivitis, así como la ingesta de chucherias. La evidencia clínica de inflamación, como el sangrado y enrojecimiento de las encías con la irritación de los tejidos blandos gingivales exhibían una respuesta aumentada en esta etapa de la juventud. 

Los cambios alimenticios también influyen en el desarrollo de la caries en el órgano dental, siendo enfáticos en la alta ingesta  dulces, cítricos, alimentos blandos, lácteos, procesados de harinas, entre otros, siendo muy dañina su permanencia en la cavidad bucal.  Al comentar este punto  se denotan los elementos que constituyen  la Cavidad Bucal y que deben recibir la higiene bucal  adecuada, mediante el uso del cepillado correcto, el empleo del hilo dental, la aplicación adecuada del enjuague bucal, y sobre todo el énfasis en la remoción mecánica de los restos alimenticios en carrillos (parte interna del cachete), lengua en sus partes dorsal, lateral y  ventral. Evitando con esto incluso el desarrollo de Halitosis, Caries dental, Enfermedad Periodontal asociada a placa bacteriana, ser vulnerables ante el ataque bacteriano bucal es muy fácil de sufrirlo.

El paciente como ente humano que desea tener una salud integral corporal debe chequearse cada 06 meses con su Odontólogo a fin de prevenir cualquiera de estas situaciones planteadas,  el grupo familiar desde la infancia deben ser conscientes del valor que tienen todos los elementos que constituyen la Cavidad Bucal, tejidos duros y blandos. Su mantenimiento diario preventivo, para poder hablar de Salud Bucal y decir "Yo soy una persona Sana. "

Volver